Las mejores mascaras faciales de pepino

Las mejores máscaras faciales de pepino para una piel radiante

Pst mira!!! es DIVINO! No te lo pierdas!

¿Busca una piel radiante? Si es así, entonces la respuesta a su problema es mascarillas de pepino. Aplicando una máscara facial que consiste en un pepino, el término latino Cucumis sativus , no sólo llevará a una piel brillante, sino que también hidratará e hidratará su piel.

Además de los pepinos, puede agregar otros ingredientes que le asegurarán beneficios adicionales para su piel. Estos incluyen aloe vera, perejil, vinagre de sidra de manzana, yema de huevo, clara de huevo y más.

<

Las mejores máscaras faciales de pepino para una piel radiante

1. Máscara facial de perejil

Esta máscara facial de pepino es simple, pero está llena de propiedades antienvejecimiento. Para hacerla, elija un Cucumis sativus y pele la piel antes de quitar las semillas y cortarla en trozos pequeños. Ponga las rebanadas de Cucumis sativus e incluya una cucharadita de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal, un poco de leche, dos cucharadas de requesón fresco y algunas hojas de perejil fresco.

Mezcle el contenido para crear una pasta suave. Aplique la pasta por todo el cuello y la cara, pero no alrededor de los ojos. Relájese y deje que la mascarilla permanezca en la piel hasta media hora. Use agua fría y tibia alternativamente para lavar la mezcla.

La máscara facial ayuda a hidratar e hidratar la piel. Mientras que el perejil combate las líneas y arrugas, el requesón mejora la tez.

2. Máscara facial de papa

Esta es una de las mascarillas faciales ideales para el tratamiento de la pigmentación de la piel. Escoja un Cucumis sativus y rállelo para extraer el jugo. Haz lo mismo con la patata y coge el zumo.

Mezclar una cucharada de cada uno de los dos jugos y aplicar en la cara o sólo en las partes impactadas con un algodón. Enjuague la mascarilla después de un cuarto de hora y haga lo mismo todos los días alternos.

Esta mascarilla facial es adecuada para tratar la decoloración de la piel y el bronceado. El Cucumis sativus y el jugo de papa tienen propiedades blanqueadoras y forman una solución robusta para ayudar a aclarar la pigmentación de la piel.

3. Máscara facial con yema de huevo

Consiga un cuarto de un Cucumis sativus y pele antes de quitar las semillas. Córtala en trozos diminutos y colócalos en una licuadora. También, agregue una cucharada de crema agria y yema de huevo. Ahora mezcle la mezcla para crear una pasta suave.

Aplicar esta pasta en la cara y dejar actuar hasta 15 minutos. Luego lávela con agua fría, seque la piel y aplique un humectante.

El Cucumis sativus ayuda a mantener su piel rejuvenecida e hidratada. Además, la yema de huevo es un remedio excepcional para conseguir una piel lisa y suave, mientras que la crema agria exfolia la piel para hacerla flexible, suave y luminosa.

4. Máscara Facial de Harina de Gramo

Entre todas las máscaras faciales de pepino, esta es una de las más simples y efectivas. Escoja un Cucumis sativus y córtelo en trozos pequeños. Ponerlos dentro de una licuadora y mezclarlos hasta obtener una pasta.

Retire la pasta de la licuadora, añada dos cucharadas de harina de gramo o besan y mezcle. Aplicar la pasta uniformemente sobre el cuello y la cara. Deje reposar la mascarilla y séquela de forma natural antes de lavarla con agua tibia.

La harina de gramo es un excelente limpiador para la piel. Limpia a fondo la piel eliminando las células muertas. Por lo tanto, su piel lucirá brillante, más fresca y brillante.

5. Máscara facial de vinagre de sidra de manzana

Haga jugo de Cucumis sativus rallando un pepino grande y exprimiendo el jugo del contenido. Poner el zumo en un bol y añadir un poco de vinagre de sidra de manzana y pulpa de tomate. Mezclar los ingredientes y aplicar en el rostro.

Deje reposar durante media hora y utilice agua tibia para limpiarlo. Tanto el vinagre de sidra de manzana como el de tomate tienen propiedades ácidas que ayudan a tonificar la piel y a cerrar los poros. Por lo tanto, la piel es menos susceptible a los brotes.

6. Máscara facial de café en polvo

Haga un poco de jugo de Cucumis sativus y añada miel y café en polvo. Combine los ingredientes para formar una pasta suave. Aplicar la pasta uniformemente sobre el rostro y esperar media hora.

Utilice un limpiador suave para limpiar la mascarilla. Esta es una de las mejores máscaras faciales de pepino y es ideal para el estiramiento de la piel. El polvo de café ayuda a eliminar la celulitis y ofrece propiedades antienvejecimiento.

La miel también tiene propiedades antienvejecimiento y tiene antioxidantes que protegen la piel de los radicales libres.

7. Máscara facial de aguacate

Coge un aguacate maduro y córtalo por la mitad. Eliminar la semilla y sacar la pulpa antes de ponerla en la licuadora. Luego tome la mitad de un Cucumis sativus y córtelo en cubos diminutos.

Agregue los cubos de Cucumis sativus en la licuadora y mezcle con el aguacate para crear una pasta suave. Aplíquelo por todo el cuello y la cara y déjelo allí hasta 20 minutos. A continuación, enjuague la mascarilla con agua tibia.

El aguacate tiene muchas grasas saludables que ayudan a hidratar y nutrir la piel desde el interior. Ayuda a reparar la picazón, deshidratación y sequedad de la piel mientras elimina las manchas y los parches oscuros.

8. Máscara facial Lemon Juice

Para hacer esta máscara facial, necesitará jugo de limón y jugo de Cucumis sativus . Haga jugo de Cucumis sativus rallando pepino y exprima el jugo del pepino rallado. Mezcle una cucharada de jugo de limón y tres cucharadas de jugo de Cucumis sativus .

Luego use una bola de algodón para aplicar la mezcla en su cuello y cara. Deje reposar la mezcla durante quince minutos antes de enjuagarla con agua.

La mascarilla es ideal para erradicar el bronceado y restaurar la tez inicial. La mascarilla también ayuda a controlar la producción de exceso de aceite.

9. Máscara facial de avena

Picar un Cucumis sativus en trozos pequeños y mezclarlo con una licuadora. Luego, muela una cucharada de avena cruda para hacer harina de avena en polvo. Agregue el polvo de avena y dos cucharadas de gel de aloe vera a la pasta y mezcle.

Aplicar la pasta resultante hasta 20 minutos. Luego enjuague su cara con agua fresca. El pepino tiene propiedades refrescantes naturales que calman su piel y la mantienen fresca.

La avena es ideal para todo tipo de pieles, incluidas las sensibles. La avena tiene propiedades exfoliantes que ayudan a destapar los poros de la piel y a prevenir el acné. Por otro lado, el aloe vera trata la irritación de la piel, absorbe el exceso de grasa y mantiene la piel hidratada y fresca.

10. Máscara facial naranja

Ponga las rebanadas de Cucumis sativus y el jugo de naranja fresco en una licuadora y mezcle. Aplicar sobre el cuello y la cara y dejar reposar durante al menos quince minutos. Lávese la cara con agua fría.

La mezcla de jugo de naranja y Cucumis sativus funciona bien para hacer que su piel brille. Ambos ingredientes son ricos en vitamina C, que es popular para iluminar la piel.

11. Máscara facial de clara de huevo

Rompa la clara de huevo en un recipiente antes de batirla. Picar uno Cucumis sativus en trozos diminutos y ponerlo en una licuadora con algunas hojas de menta fresca. Después de mezclar en una pulpa, añadir la pasta a la clara de huevo y combinar.

Aplicar la pasta en el cuello y la cara evitando los ojos. Deje la mascarilla hasta media hora y luego enjuáguela con agua fría. Seque la piel y aplique la crema hidratante.

La clara de huevo es rica en proteínas, que mejoran la producción de colágeno y mantienen la firmeza y la juventud de la piel. Cucumis sativus tiene propiedades antioxidantes en forma de ácido cafeico y vitamina C que ayudan a eliminar las líneas finas y las arrugas. Por otro lado, la menta rejuvenece la piel, la limpia y la mantiene hidratada.

12. Máscara facial Honey

Pele un Cucumis sativus y córtelo en trozos pequeños. Poner los cubos en una licuadora antes de añadir un poco de avena y una taza de yogur. Mezclar la mezcla para formar una pasta suave.

Agregue dos cucharadas de miel a la mezcla y mezcle. Aplicar la pasta en la cara y dejarla durante media hora antes de enjuagarla con agua tibia.

La avena y el yogur son ideales para exfoliar la piel. El yogur, por otro lado, es un gran humectante.

13. Máscara facial de tomate

Ponga un cuarto de Cucumis sativus y la mitad de un tomate que esté maduro en una licuadora. Mezcle el contenido en una pasta suave. Aplicar y frotar la pasta en la cara con movimientos circulares durante unos minutos.

Dejar reposar la pasta durante quince minutos y enjuagar con agua fría. Tanto los tomates como los pepinos tienen propiedades iluminadoras de la piel que tratan la decoloración de la piel.

14. Máscara facial de mantequilla de almendra

Pique un cuarto de Cucumis sativus en cubos y colóquelos en una licuadora junto con una cucharada de mantequilla de almendra. Mezcle el contenido en una pasta espesa y aplíquela sobre el cuello y la cara evitando los ojos. Deje la mascarilla durante diez minutos y luego lávela con agua tibia.

Cucumis sativus es un gran humectante que trata la piel seca. La mantequilla de almendra es un emoliente excepcional que tiene vitamina E, que es un antioxidante robusto. Se ocupará del envejecimiento, así como de otros daños en la piel creados por los radicales libres.

15. Mascarilla facial de Aloe Vera

Pele la mitad de un Cucumis sativus y córtelo en trozos pequeños. Ponga los trozos de pepino y dos cucharadas de aloe vera fresco en una licuadora y mézclelos para crear una pasta suave. Aplicar la pasta sobre el cuello y la cara y dejarla durante quince minutos antes de enjuagarla con agua tibia.

Estos dos ingredientes tienen propiedades refrescantes que calman la piel quemada por el sol, irritada y estresada. Obtendrá una piel flexible y suave si se aplica con regularidad.

Pensamientos finales sobre los pepinos para máscaras faciales

Estas máscaras faciales de pepino seguramente funcionarán como un encanto. Por sólo diez a treinta minutos al día, usted puede tratar su cara y experimentar resultados sorprendentes.

Lo bueno de estas máscaras faciales es que los ingredientes se pueden comprar fácilmente en las tiendas de comestibles. Además, la preparación de las máscaras es tan fácil como un pastel.

Quema 400 CALORÍAS en 35 minutos!QUIERO VER